80% de seguidores de Confidencial en Twitter, son BOTS

Durante el último quinquenio, las Redes Sociales se han convertido en una herramienta esencial en la estrategia comunicacional de las empresas, también de partidos políticos y medios de comunicación, ya que sirven como complemento de otros medios para transmitir mensajes de forma casi inmediata.

En este aspecto, Twitter se ha destacado como la red social predominante de los monopolios de medios de comunicación, para exportar contenido y generar matrices de opinión de acuerdo a sus intereses corporativos, políticos e ideológicos en las coyunturas sociales que les sean más favorables.

En #Nicaragua existen 3.10 millones de usuarios de redes sociales, de esta cantidad la red social Twitter cuenta con 181 mil usuarios, esta plataforma ha sido usada por medios de comunicación y grupos opositores al gobierno de Nicaragua para exportar sus contenidos y matrices de opinión.

Uno de estos medios de información es “Confidencial” propiedad de la familia Chamorro, que también controla el diario de circulación nacional “La Prensa”, una dinastía familiar que ha convertido la comunicación y la información en un negocio lucrativo al servicio de los intereses políticos de grupos de poder económico y políticos en el país.

En este sentido, “confidencial” es parte de un oligopolio familiar de la información, dirigido por Carlos Fernando Chamorro, operador político del extinto MRS, que oferta sus servicios de agitación y propaganda a los grupos económicos que más le favorezcan.

En consecuencia, desde 2010 se creó la cuenta de Twitter @Confidencial_ni, que hasta el momento cuenta con 149 mil seguidores, misma que para la elaboración de este artículo se filtró con la aplicación web “botometer”, que ha sido utilizada por agencias de publicidad de alcance internacional, tales como iLifebelt, para comprobar la actividad de una cuenta de Twitter en particular y le asigna una puntuación basada en la probabilidad de ser, o no, una cuenta automatizada (bot).

Los resultados del análisis indican que el 57% de los seguidores son cuentas inactivas y el 23% son bots lo que totaliza un 80% de cuentas automatizadas que forman parte de los 149 mil seguidores que posee la cuenta verificada de “confidencial”.

El porcentaje arrojado por la aplicación es alarmante porque según un estudio realizado por la empresa iLifebelt, ubicada en Guatemala, el parámetro normal de cuentas falsas en Twitter va del 5% al 30%, de este modo “confidencial” presenta un alto porcentaje de cuentas falsas que indican la desconexión de la realidad que se presenta en el contenido producido por este medio digital de agitación y propaganda opositora.

A partir del resultado de este análisis de la cuenta “confidencial” en twitter, podemos concluir que el 80% de sus seguidores son CCIC (Cuentas de Comportamiento Inauténtico Coordinado) simulando ser personas reales, con la única función de generar impresiones, interacciones automatizadas no solo al medio sino a sus periodistas y director.

Captura de pantalla de cuenta falsa

@Frankli82262122

TIPOS DE BOTS UTILIZADOS POR CONFIDENCIAL

En el análisis detallado de los seguidores del medio digital, se evidencia la cantidad de cuentas creadas recientemente, sin foto de perfil y que cumplen la función de “Following Bots”, mismos que son creados con el único objetivo de seguir a esa cuenta y a los empleados que colaboran con el medio, este tipo de cuentas falsas son usadas para inflar las cifras de seguidores, generalmente para dar una idea de popularidad.

Análisis de la plataforma Botometer

Este tipo de prácticas es frecuente en los grupos opositores que en pocos días, han logrado entre 15 y 30 mil seguidores y sus interacciones no se corresponden con la audiencia que -se supone- tienen, mientras sus publicaciones no logran ni el 5% de interacciones que deberían tener según su cantidad de seguidores.

Captura de pantalla de cuenta falsa

@Katherinehook15

Por otro lado, se detectó un grupo significativo de cuentas que desempeñan la función de “Traffic Bots” para generar tráfico automatizado al sitio web, incluso aumentando la cantidad de clicks en publicidad para incrementar las ganancias del dueño del sitio. Además, estos Bots son utilizados para simular likes o clicks en links dentro de Facebook o incluso se utilizan para aumentar la cantidad de visitas en un video de YouTube.

Análisis de la plataforma Botometer

De igual modo, se identificó el grupo de cuentas que cumplen la función de “Trending Bots” dedicados únicamente a generar volumen de conversación de forma automatizada en torno a un tema o Hashtag, con la intención de convertirlo en Trending Topic en Twitter.

De esta manera, el medio digital de agitación y propaganda de Carlos Fernando Chamorro está dentro de una burbuja virtual, inundada de miles de cuentas bots y trolls, contratados para generar la sensación de popularidad, posicionamiento de temas en el trends map, posicionar matrices de opinión para atacar o defender temas y planteamientos políticos.

Esta burbuja de trolls y bots que inflan la cifra de seguidores de Chamorro y sus empleados tienen la peculiaridad de que en su mayoría no son de Nicaragua, incluso las cuentas generadoras de interacción no son nacionales, sino del extranjero.

Gráfica de distribución de procedencia de los principales seguidores de confidencial

En este aspecto, usando la aplicación web “Spark Toro" que analiza las audiencias de las cuentas en redes sociales, se evidenció en la distribución geográfica de los trolls y bots, que estas proceden del extranjero, principalmente de Estados Unidos, Costa Rica, Londres, El Salvador, México y Colombia.

Un detalle a destacar es la frecuencia con la que este medio digital visita los perfiles de la embajada norteamericana en Nicaragua, así como las cuentas de reconocidos opositores al gobierno de Nicaragua, lo que deja en tela de juicio el supuesto carácter “independiente” y "apolítico" del que tanto hace gala su director y propietario ante la opinión pública.

Gráfico en el que se muestra las cuentas que más frecuentan confidencial

Esta frecuencia de visitas denota la influencia de su línea editorial claramente definida, faltando al criterio de imparcialidad, objetividad y veracidad, elementos básicos del periodismo.

Kaldi